Para estudiar no se requiere internet, sino conocimiento

Para los que tuvimos la buenaventura de poder ingresar a la primera, a las mejores universidades en los años 80s y principios de los 90s y nunca tuvimos el chance de estudiar usando internet, somos testigos afortunados que, lo que aprendimos, nos ha dado las herramientas necesarias para poder ser mejores que los estudiantes de hoy - que aprenden “temporalmente” - ya que si les retiras el celular o se les va la señal, pues olvidan todo lo aprendido en un instante.

Entonces la pregunta es válida. ¿Se necesita internet para estudiar?

Estrictamente hablando, no. Los que fuimos a la escuela, colegio, academia en los años 70, 80 y principios de los 90, antes de que Internet estuviera ampliamente disponible, si se necesitaba estudiar, leíamos libros. Dicho esto, prefiero infinitamente tener la información actualizada sin internet disponible todo el tiempo, porque obviamente es más fácil buscar información sin acceso, así no se tenga internet y saber lo más actualizado posible que se puede obtener. (No existe otra opción, lo contrario sería no tener nada)

Por ejemplo, tengo dos versiones de “Enciclopedia Británica” familiar, una de mis abuelos de los 50s y la que compramos hace un par de años, actualizada, del siglo 21. Comparando contenidos, en la versión del siglo pasado, por motivos que se sobreentienden, obviamente le va a faltar información. Son dos versiones diferentes, pero no completamente. Existen definiciones que subsisten hasta la fecha y no han cambiado. Lo estudiado en los 80s es material estrictamente anterior y con las novedades de los 50s, 60s y 70s. La diferencia entre los tomos entre las décadas es minúsculo. Se aprecia actualizaciones como nuevas autoridades mundiales, temas de actualidad, nuevos inventos. Temas como por ejemplo un “CD Rom”, una “memoria USB”, como también temas que ya hoy son obsoletos y quedan solamente mencionarlos como referencial histórico, tales como un “Fax” o “Diskette” que no existió o no se usó masivamente en los 70s y no podría de haber sido referenciado en la enciclopedia de los años 50s, pero hoy existe, a modo de referencia, en las enciclopedias y libros de la actualidad como objetos obsoletos que pasaron a la historia en los 90s.

Estamos hablando entonces de más de medio siglo de información que realmente hace la diferencia entre ambas enciclopedias y sus contenidos. Pero si comparas las versiones del 2010 con las versiones del 2020, entonces las diferencias son de algunas páginas y algunos nuevos términos o inventos. Pero si comparas las versiones contiguas, de un año para el otro, las diferencias son mínimas y quizá no existan diferencias en algunos temas concretos.

Lo mismo sucede con los textos escolares. Hoy, muchos de los textos no han variado por años. Y si han cambiado es muy simple actualizarlos. Simplemente consigues un PDF actualizado y resolviste tu problema. El tamaño es casi el mismo en cuanto a megabytes.

En conclusión, el conocimiento ya existe en su mayoría de los casos y el incremental entre las versiones es mínimo. Un ejemplo claro sería en el caso de mandatarios. Hace un año el Presidente de la República puede que sea diferente y la versión del texto o enciclopedia que tengas hoy, no refleje esa actualización. Obviamente, es una buena idea tener acceso a más información y en especial, actualizada pero “incrementalmente”.

No todo lo que existe en internet es verificable

"Internet" no es necesariamente revisada por pares, p. Ej. Las estaciones de noticias no siempre se someten a la misma crítica rigurosa que los libros de texto ó los estudios universitarios antes de su publicación. Las noticias son subjetivas al ambiente local y pueden ser tergiversados por temas políticos, en la mayoría de casos.

Los maestros deberían preferir limitar el acceso a fuentes poco confiables antes de que una persona esté lista, en tiempo real, para filtrar las afirmaciones para verificar un tema real (la experiencia es un riesgo). Otros profesores pueden preferir exponer una mente joven a todo tipo de fuentes para enseñar sobre cómo filtrar las afirmaciones de verificabilidad (la experiencia es inoculación). En mi caso, yo estoy seguro que mucha información, confunde al estudiante y al mismo profesor. La información debe ser validada antes de ser dada por verdadera, por lo menos tener un consenso adecuado de lo que es real.

Puedes estudiar en una biblioteca, pero el acceso a Internet es el camino más rápido hacia el conocimiento moderno si eres capaz de filtrar fuentes confiables de fuentes no confiables. Sin embargo, puede ser necesario Internet para que complemente los libros de texto que ya tienes en tu biblioteca virtual, pero en el caso que no exista internet en tu localidad, centro de estudios o pueblo. ¿No podrías estudiar?

¿Se puede estudiar sólo con WiFi?

Como todos sabemos, WiFi es sólo un medio. Es como un cable conectado a otros equipos que colaborativamente pueden compartir contenidos. Se puede usar WiFi para ingresar al internet, pero tambien puede usarse para interconectar todas las computadoras de un colegio para que éstas compartan sus contenidos educativos. También puede proporcionar el acceso más rápido a herramientas de software para cursos, como Excel / hojas de cálculo para estadísticas de aprendizaje y hasta teleducación local, digamos en todo un pueblo sin necesidad de internet, pueden hacer uso de las herramientas como bases de datos, servidores y hasta aprender a programar.


¿Era aburrido aprender sin Internet?

En ese entonces, la gente tenía que hacer algo llamado “leer textos” en lugar de “surfear la web”, y no era tan divertido porque no era interactivo en absoluto, se leía para entender conceptos e inferir analíticamente. Hoy se puede replicar exactamente el internet dentro del colegio o casa de estudio por lo que asincrónicamente puedes replicar cualquier contenido del internet dentro de tu centro de estudios para no hacer uso de internet. Recordemos que el Internet es un conjunto de computadoras compartiendo contenidos. Entonces, ¿se puede compartir contenidos sin internet?

¿Se puede compartir contenidos sin internet?

Imaginemos que tengamos la “Enciclopedia Británica” de hoy, en un CD ROM o en una memoria grande suficiente como para guardar 25 millones de temas y 60,000 libros. Todos los textos escolares nacionales e internacionales, inclusive en diferentes lenguas y dialectos y que los tengamos disponibles compartidos por WiFi a todas las computadoras de un colegio, pueblo o localidad. Inclusive con WiFi para que cualquiera pueda conectarse y hacer uso gratuito en todos los lugares a donde lleguen los equipos WiFi, que podría ser inclusive a todas las casas del pueblito o todos los salones de clases de un colegio en un pueblito.

Ese sistema funciona como el internet, pero exclusivamente con contenidos educativos, de consulta, de investigación, con materiales netamente confirmados, conocimiento puro al alcance de todos, y lo mejor de todo, no consume saldo de internet comercial. Usa su propio ancho de banda generado por sus equipos WiFi, es decir, es gratis. Inclusive se puede transmitir por medios regulares como radios FM como sabemos algunos lugares probaron el aprendizaje a distancia a través de transmisiones de televisión, pero no fue muy efectivo porque la mayoría de las personas no aprenden bien con solo mirar una pantalla todo el día, se requiere interactividad que se logra mediante los contenidos multimedia del sistema WiFi moderno.

Antes de los 80s, las bibliotecas eran lugares donde se tenían muchos libros físicos. Afortunadamente hoy, todos o la mayoría de esos libros se han quemado en Cds, PDFs, bases de datos y medios digitales para hacer más espacio en nuestras bibliotecas modernas, que existen hoy para brindarle un lugar electrónico para usarlo cuando la conexión de su hogar es demasiado lenta o simplemente es inexistente. Existen infinidad de libros “libres” en todos los formatos digitales, eso ya no es una excusa.

Muchos piensan que por que no tenemos Internet entonces no podemos estudiar. Eso es una falacia. Es asombroso que la humanidad haya durado lo suficiente para inventarlo pero ahora lo han superado. Internet es imprescindible para “mejorar y actualizar” sus conocimientos en su campo, pero no es necesario para educar, por que para enseñar, se necesita información, que hoy la tenemos a la palma de nuestras manos, sin necesidad de internet. Definitivamente, Internet no puede reemplazar un buen libro, Pero si el libro ya se encuentra en tu biblioteca virtual entonces, ya no necesitas el internet. Los libros son para conocimientos básicos, pero la referencia a un buen artículo en su campo lo mantiene actualizado, claro, pero si tienes todos los libros necesarios para tu curso, aparte de las bibliotecas y enciclopedias para referencia, ya no es tan imprescindible como antes.

Recordemos que el internet es un universo abierto de información. Muchas empresas y casas de estudios hoy bloquean la mayoría de contenidos que no tienen nada que hacer con el educando.Existen temas de seguridad, los ministerios de educación a nivel mundial han decidido instalar un programa bloqueador en las computadoras para evitar que los estudiantes vieran pornografía o empiecen a chatear usando TikTok o Instagram durante clases. Usando este sistema, no es necesario que bloquees nada. Sabrás que lo que acceden tus hijos es netamente educativo y al contrario, pedirás a tus niños a que usen más su tiempo en estas redes 100% educativas.

Solamente necesitarías internet si el estudiante está tomando clases en línea, es decir, si el profesor está en la capital y el alumno en provincias. Pero si todo tu pueblo, hace uso de esta red WiFi, el profesor solamente deberá estar en su salón de clases, dictando teleducación desde su salón de clase como debería ser, así la asistencia esté restringida por temas de pandemia u otros motivos. La red local puede servir como sistema de teleconferencia en todo ese pueblito y en todo el colegio, donde exista esa red WiFi local.

Los alumnos tendrían a disposición una biblioteca virtual gigante y casi completa totalmente gratuita, donde puedan investigar cualquier tema que necesiten para escribir cualquier artículo, tarea o buscar respuestas a las preguntas que tengan al hacer sus estudios. ¿Los pondrá en desventaja?, no realmente, por que de otra forma no obtendrían nada. De hecho, les brindará habilidades que también pueden traducirse en búsquedas informáticas cuando tengan o no acceso a Internet por que la información estará disponible en sus redes sin necesidad de ingresar al internet. ‘Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña’

El sistema se puede dotar de conectividad sincrónica, es decir en tiempo real, via WhatsApp y puede ser bloqueado para todo el resto de páginas no tan educativas. También cuenta con su sistema de videos tipo Netflix donde se pueden almacenar todos los videos que creas conveniente. Si tu pueblo o localidad produce truchas, puedes cargar todos los videos sobre piscicultura ó si produces arándanos, puedes colocar todos los videos sobre los berries que hoy son productivos y somos competitivos a nivel mundial.

Esperamos, que nuestra explicación llegue a manos y oídos de las autoridades respectivas, para que de una vez por todas, aprendan que, la brecha digital educativa (que es lo que carecemos hoy) no se soluciona dotando de internet solamente, sino de proveer conocimiento a nuestras centros educativos, colegios, universidades, e inclusive, pueblos completos que hasta la fecha no cuentan con internet y al paso que vamos, nunca lo van a hacer a menos que repensemos “cambiando el chip” sin darse por vencido, pero actuando un con un poquito de inteligencia e ingenio. Detalles www.chasquirouter.com 


Milenial TV - Q & A - Preguntas y Respuestas

Powered by Question2Answer

SELECCIÓN DEL EDITOR

DE INTERÉS...

POST GALLERY